Terapia Orofacial y Miofuncional

Terapia Orofacial y Miofuncional

Tratamientos de ortodoncia, (fundamentalmente en los casos que existe una respiración bucal y en los casos en los que hay que corregir la posición de la lengua.)

Trastornos o en patologías de origen neurológico central o periférico. (ACV) y traumatismos craneoencefálicos

Enfermedades neurodegenerativas como en el Parkinson, en la esclerosis múltiple y en parálisis faciales, que producen alteraciones en la musculatura orofonatoria. Estas dificultades van a ocasionar dificultades para tragar, es decir, disfagia y para hablar, es decir disartria.

 trastornos congénitos. Como en el caso de pacientes con fisura palatina, labio leporino, etc. La Terapia Miofuncional debe hacerse precozmente, con el objetivo de mejorar la musculatura orofacial que interviene en los procesos de la deglución, del habla, es decir, disglosia y de la voz

Malformaciones faciales y craneales de origen adquirido. 

Alteraciones deglución

La deglución es una actividad neuromuscular compleja que puede iniciarse de manera consciente y se realiza de modo automático. El objetivo principal es el transporte del bolo alimenticio y también la limpieza del tracto respiratorio.

Este proceso da lugar a un mecanismo sinérgico de acciones musculares, en el que todos los músculos relacionados con la cavidad entran en juego. Cuando esta sinergia se rompe, pueden suceder varias anomalías en el proceso, dando lugar a la llamada deglución atípica o deglución infantil.

La deglución atípica consiste en movimientos inadecuados de la lengua y de otras estructuras participantes en la deglución durante la fase oral de la misma, en el momento en que se desencadena el reflejo de deglución, sin que exista ninguna alteración en la cavidad oral. Se da al mantener el hábito de succión.

Suscríbete y recibe información de nuestras actividades

Entradas recientes

Colaboradores